BARCELONA 1979.

Siendo un renacuajo ya me quedé maravillado con el séptimo arte. Pinocho fue la primera película que gasté en vhs, a la que siguieron muchas más. A parte de devorar bocatas, engullí todo tipo de cine llegando a hacer combinaciones asombrosas. Os recuerdo que era un renacuajo que no era capaz de ver el videoclip de thriller.

Fue en el 93 cuando tuve la revelación, salí de ver Jurassic Park y me dije “tengo que hacer cine”. Y así fue amigos, estudié en la escuela “Micro Obert”, porque era la más barata y luego empecé a trabajar en el mundillo cinematográfico. Desde abajo, como un ceniciento. Paso a paso he ido escalando cual Stallone en Máximo Riesgo y he dirigido mi primera película “Capa Caída”. Un buen título para un superhéroe en horas bajas. Creo…

¡Ah sí!, también tengo algún cortometraje, que lo sepáis.