Barcelona me vio nacer un octubre de 1978. Viví muchos años en el cuarto del contador, de donde me sacaban para realizar el mantenimiento de la casa y luego me volvían a guardar. Mis manos se acostumbraron a la oscuridad. Mis ojos, no.

Estudié Relaciones Públicas en ESRP, Diseño en SGAE, Quiromasaje en ITASE, Publicidad en UB, Guión en EICTV y E16; y tantas siglas me enseñaron que uno debe saber utilizar las herramientas que posee. Así que la producción fue mi senda.

Mi madre siempre me ha dicho que sirvo para un roto y para un descosido: igual que te pongo un ‘pongo’, te quito una contractura o te esculpo un Spiderman de barro. McGyver es mi santo y la navaja suiza mi seña.